Piensa diferente, cerebro activo

Creatividad y altas capacidades

Confío en que estemos de acuerdo en que la creatividad es esencial en este apasionante mundo. 

Todos podemos tener capacidad para aprender alguna disciplina artística como la pintura, escultura, tocar algún instrumento musical o escribir una poesía. Sin embargo, en la calidad radica el éxito. Seguramente ya se te habrá pasado por la mente alguna de esas mentes prodigiosas que compusieron alguna canción, pintaron algún cuadro o escribieron un libro apasionante.

¿Qué tienen en común estas personas?

Pues sencillamente son talentosas. O, incluso, están entre las personas con altas capacidades intelectuales. A veces estas capacidades se desarrollan en un área o en varias, siguiendo el paradigma de las inteligencias múltiples de Howard Gardner. 

Las personas con altas capacidades intelectuales tienen un camino difícil por delante y los padres y madres un reto que asumir. Asimismo tener altas capacidades no garantiza el éxito y menos el emocional. Suelen ser personas que caen en el perfeccionismo y la exigencia, defienden la justicia y eso les hace ser muy sufridoras.

Normalmente, los padres y madres e incluso profesores no prestan tanta atención  cuando los y las menores tienen altas capacidades al no ser que vaya aparejado de un fracaso escolar. Sin embargo:

  • La estimulación de la creatividad
  • La búsqueda de la motivación
  • Darles orientación escolar
  • Enseñarles a mejorar su gestión emocional
  • Así como mejores afrontamientos hacia el estrés y un entrenamiento en habilidades sociales, se vuelve crucial para que algo que en principio parece una virtud no se vuelva algo negativo.

Es posible que estas personas con altas capacidades intelectuales puedan hacer grandes cosas en el mundo del arte, en el de la ciencia, o en cualquier otro, pero no deben romperse en el intento. 

Una sociedad consciente y agradecida puede ayudar a crear un vínculo sano entre las necesidades de las personas con altas capacidades y lo que pueden aportar a los demás. Pues seguro que alguna de esas personas con una gran capacidad intelectual nos mejoró a través del arte el confinamiento del año 2020, o mejor aún seguro que aún nos está haciendo llevadero el actual 2021. 

 

Omaira A. Darias Reyes
Psicóloga experta en Psicología Clínica y de la Salud (T-2653)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *