Saltar al contenido

Integrar las sombras para extender la luz

Intregrar las sombras para extender la luz

Hace unos meses, escribí una frase con la que creo que puede definirse el proceso terapéutico, al menos, tal y como lo entiendo yo. Y esta frase dice algo así como: “Vivir la vida con Plenitud implica Aceptar que las dificultades hacen parte del proceso”.

Nuestras “sombras”, sea lo que sea que signifique para cada uno de nosotros, representa momentos, situaciones, emociones, palabras mal dichas o jamás pronunciadas que determinan hasta cierto punto nuestro andar presente. Nuestra infancia, nuestra adolescencia, momentos o etapas cruciales en nuestra vida, que han podido “marcarnos” de una forma determinada.

Todas estas vivencias, algunas maravillosas, y otras no tanto, hacen parte de nuestras mochilas. Esa que cargamos en todo momento y que nos recuerda en el presente, que venimos de un lugar pasado, lleno de vivencias que ayudan a que veamos las cosas con un prisma determinado, o como digo en consulta: “las gafas que nos hemos puesto hoy”. Y que hacen que filtremos nuestra realidad sólo como nosotros la entendemos, encajamos y vemos. Algunas de estas sombras pertenecen al futuro, y se debe a nuestra capacidad mental de anticiparnos y pensar en lo que podría ocurrir si hiciéramos esto…. O dijéramos aquello….

¿Quién quiere tomar la decisión de desprenderse de algunas de esas piedras que llevamos en nuestras mochilas? Cuando te cuesta dar un paso, un salto hacia adelante, cuando necesitas encontrar una solución, cambiar o evolucionar en algún sentido en tu vida, y sientes una fuerza que te impide avanzar, un peso que no te deja alcanzar tu mayor potencial, párate y conecta con esa intención de cambiar algo, de que algo mejore de tu mano, no porque sientas que lo haces mal, si no porque tienes derecho a trabajar en tu propio proceso, para encontrar la forma de vivir más plenamente cada momento de tu vida.

Nos han educado para huir del malestar, evitando o rechazando el dolor y todo aquello que no nos gusta. ¿Qué tal si aprendiéramos mejor, a acercarnos a todo eso con lo que no queremos relacionarnos de una forma abierta, cercana, respetuosa pero principalmente con curiosidad? Con gran probabilidad nos encontraríamos con otra información diferente, con una realidad que hasta el momento no habíamos visto, sin ir muy lejos, con otra perspectiva, que puede ayudarnos a encender ese motor de cambio que todas y todos tenemos dentro, para empezar a vivir la vida con mayor plenitud, construyendo un lugar en el que las sombras se convierten en luz, y suman en nuestro andar.

Integrar las sombras significa acercarnos a aquello que nos produce miedo, desconsuelo, tristeza, dolor o simplemente malestar. Acercarnos de una forma diferente, como si nunca hubiésemos visto eso que tenemos delante, como si nunca nos hubieran contado esa historia que nos hace sufrir, para que podamos descubrir nuevamente, qué, de allí es un aprendizaje pendiente, permitiéndonos soltar también todo aquello que no necesitamos, que nos pesa en nuestra mochila y que a veces nos impide sentirnos y comportarnos de la forma en la que realmente nos gustaría.

Si sientes que tienes temas pendientes a trabajar o cargas aún con piedras que quieres sacar de tu mochila, acude a un profesional con el que puedas encontrar las herramientas que necesitas para alcanzar tu mayor potencial y vivir la vida con mayor plenitud. A esas dificultades, ¿te atreves a abrazarlas?

 

 

Fernanda Gualdrón Herrera (Colaborador Externo)
Psicóloga General Sanitaria Nº colegiada T-3389

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas más ayuda?
Hola :) ¿en qué te podemos ayudar?